cemba logo.jpg
TRILCE RADIO.jpg
placa-DENGUE.jpg

deuda

principales puntos de

un acuerdo para el

despegue económico.

Una síntesis de los acuerdos más importantes a los que arribó el Ejecutivo Nacional, los que fueron informados de manera oficial a través de un comunicado conjunto de la República Argentina y los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores.

Por JULIO ALBORNOZ para Revista Urbanave - 04/08/2020

El acuerdo alcanzado en el día de ayer luego de meses de negociaciones, no siempre amistosas, con luna amplia mayoría de los acreedores privados de la deuda pública hizo posible la restructuración de más de 66.000 millones de dólares en bonos atados a la legislación extranjera, junto con la emisión de nuevos títulos, lo que permitirá un ahorro cercano a los 30.000 millones de la misma moneda, entre capital e intereses.

Los principales puntos del acuerdo alcanzado, se informaron de manera oficial en la madrugada del martes (cerca de las 3.00 a.m.) a través de un comunicado conjunto del gobierno argentino y los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores.


 

Los ejes del acuerdo.


• La Argentina ajustará algunas de las fechas de pago contempladas para los nuevos bonos (o sea que se adelantarán esos pagos), sin que se aumente el monto total de los pagos de capital e interés.

• Dichas fechas de pago sobre los nuevos bonos serán el 9 de enero y el 9 de julio de 2021, en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre del año próximo contemplados en la propuesta anterior.

• Los nuevos títulos que van a ser emitidos como forma de compensación por intereses devengados y por consentimiento adicional comenzarán a amortizar en enero de 2025 y vencerán en julio de 2029.

• Los nuevos bonos 2030 en dólares y en euros comenzarán a amortizar en julio de 2024 y vencerán en julio de 2030, y la primera cuota tendrá un monto equivalente a la mitad de cada cuota restante.

• Los nuevos títulos 2038 en dólares y en euros a ser emitidos como contraprestación por los bonos de descuento existentes, comenzarán a amortizar en julio de 2027 y vencerán en enero de 2038.

• Si bien no fue informado de manera oficial, fuentes del mercado aseguraron que la propuesta argentina que permitió el acuerdo estipula un valor presente neto de 54,8 dólares por cada lámina de 100 dólares.

• Más allá del acuerdo, el Gobierno solicitó una nueva extensión de plazos hasta el 24 de agosto para resolver, en ese lapso, la normativa jurídica vinculada con las Cláusulas de Acción Colectiva y sumar la adhesión de la mayor cantidad de acreedores.

• La fecha de anuncio de resultados será el 28 de agosto o lo antes posible de allí en adelante, y las fechas de ejecución, de entrada en vigor y de liquidación continuarán siendo el 4 de septiembre o lo antes posible de allí en adelante.

Luego de llegado al acuerdo, los bonos argentinos operaban con alzas generalizadas, en tanto que las empresas argentinas que tienen cotización en Wall Street también muestran una tendencia positiva, tras el anuncio del acuerdo entre el Gobierno y los tenedores de títulos soberanos emitidos bajo legislación extranjera.
La Bolsa de Comercio porteña operaba con una suba de 3,71% en su principal índice, el S&P Merval, que se ubicaba en 54.452,07 puntos, y el riesgo país se mantenía en 2.119 puntos básicos, según el índice que elabora el J.P. Morgan.
Mientras tanto, los bonos soberanos en dólares de la Argentina operaban en su totalidad en alza, registrando ganancias de hasta 5,7% en el Bonar 2024, seguido del Par 2038 con 5,4%.
Y las acciones de las 19 empresas argentinas que cotizan en Wall Street operaban en su mayoría con signo positivo, con subas de hasta 12% en Edenor y 10,7% en Banco Francés, mientras que Mercado Libre operaba con una baja de 1,1%.

En otro orden, el fondo Gramercy, uno de los que aceptó la propuesta argentina de canje de deuda, calificó de “hito consensual” el acuerdo alcanzado con el Gobierno argentino, y estimó que (el acuerdo) “le permitirá al país sostener un elevado crecimiento y reducir la pobreza”.
"Creemos que este hito consensual es otro paso adelante más en el enfoque colaborativo necesario para ayudar a abordar los desafíos de la deuda argentina", subrayó Robert Koenigsberger, fundador y director Tecnologías de Gramercy, a través de un comunicado.
Sostuvo además que "este acuerdo le permitirá al país sostener un elevado crecimiento, reducir la pobreza y posibilitar que más argentinos satisfagan sus legítimas aspiraciones de un mejor estándar de vida para sus familias, todo lo cual es también esencial para mejorar la capacidad de crédito y romper el ciclo de éxito-fracaso en el financiamiento externo".

En el otro extremo, el legislador Carlos Heller explicó que "la tasa promedio de los distintos bonos se reduce del 7% al 3% y los pagos entre 2020 y 2024 por el tramo de deuda bajo legislación extranjera baja de US$ 30.400 millones a US$ 4.000 millones; y hasta 2029 el ahorro es de US$ 34.000 millones". Y añadió que “al final del recorrido se desembolsan US$ 34.000 millones menos, pero de ese total serán US$ 26.000 millones menos en los primeros años”.
El diputado recordó además que esta tarde el Parlamento aprobaría la ley sobre la deuda emitida bajo legislación local, y explicó que si se considera este tramo y el anterior “el alivio sería de menos pagos por el equivalente a US$ 58.000 millones”.
Heller además puso énfasis en que a este acuerdo le seguirá la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por los US$ 44.000 millones que vencen hasta 2023. Luego, subrayó "vendrán las tratativas con el Club de París, por más de us$ 2.000 millones, donde luego del incumplimiento de (Mauricio) Macri funcionaron algunas cláusulas que hacen que hoy la tasa de interés de ese tramo sea de algo más de 9%, lo cual es un disparate para una deuda en dólares y habrá que ponerla en un carril normal”.
El legislador del Frente de Todos señaló que con el FMI “la clave está en la reestructuración de los plazos y las condicionalidades: lo que hay que negociar es un nuevo programa y esa va a ser una pulseada política dura, porque siempre ponen en el centro de la cuestión el juste fiscal para lograr el superávit fical primario, que es la obsesión de todos los stand by”.

En palabras del legislador, este nuevo horizonte permitirá con el alivio de flujo de pagos y una quita global a lo largo de los años configura una herramientas para que sea posible encarar para que haya "un proyecto de desarrollo y de crecimiento sostenible”.

En el ámbito ligado a los trabajadores, el diputado nacional (y líder sindical) Hugo Yasky destacó el acuerdo alcanzado con los bonistas y aseguró que "una Argentina productiva, con trabajo digno para todos, es lo que el peronismo va a garantizar".

En declaraciones a la Agencia Télam, Yasky pidió "dejar de oír a los que, supuesta-mente, saben de economía y tienen planes sustentables pero, en realidad, dejaron al país otra vez en la peor de las ruinas y, nuevamente, el peronismo es el que se hace cargo y saca adelante la negociación por la deuda externa". Y agrego: "Una vez más, un Gobierno nacional, surgido del peronismo y con mandato popular, se tiene que hacer cargo del cráter y del 'muerto' que dejó la derecha neoliberal a los argentinos".

Por último, la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera) destacó hoy que el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los bonistas, y afirmó que reestructurar deuda emitida bajo legislación extranjera, es "un gran paso que le permitirá al Poder Ejecutivo implementar políticas para reactivar la producción y el empleo".

 

Cómo y cuánto creció la deuda en la era Cambiemos


En diciembre de 2015 la deuda púlblica nacional representaba el 52,6% del Producto Bruto Interno mientras que en diciembre de 2019 pasó a significar el 91%.

La deuda pública de la Argentina creció entre diciembre de 2015 y el mismo mes de 2019 desde US$ 240.665 millones hasta US$ 337.267 millones, según las cifras oficiales, lo que significó un incremento de 40,13% en apenas cuatro años.

Durante la administración de Cambiemos, el país asumió compromisos financieros por US$ 96.602 millones, lo que llevó a que casi un tercio de la deuda actual, el 28,64%, corresponda a préstamos obtenidos durante su Gobierno.

Durante el mismo período, la deuda en moneda extranjera pasó de significar el 36,4% del total, al 62%.

En 2015 la deuda en moneda extranjera era de US$ 86.702,06 millones, y en 2019 pasó a ser de US$ 209.105,54 millones.

El pasivo de la Administración Nacional en moneda extranjera aumentó así US$ 122.403,48 millones, o sea, 141,17% en cuatro años.
 

Contacto
 

Avenida Belgrano 3793.

1206, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Tel. 113 856 1145

 

revistaurbanave@gmail.com

Nuestros Auspiciantes

VISITANTES

  • Facebook
  • Twitter
  • instagram
  • YouTube

Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente. Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Revista Urbanave no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.

© 2023 by Carlos Cruz para Revista Urbanave. Proudly created with Wix.com