AMEP COVID.jpg

Luis Cruz: Contanos un poco como viene este problema de la recolección de basura en la comuna y el tema de la poda.

Raul Sánchez: Lo de la basura es algo sencillo, durante muchos años había un contrato en la ciudad de Buenos Aires con 5 empresas recolectoras de basura más el espacio que le corresponde a la ciudad de Buenos Aires que es la comuna 8 que es el Ente de Higiene Urbana. Se modificó el contrato el año pasado, se adjudicó a unas empresas y bueno… lo más irrisorio es que las nuevas empresas empiezan a funcionar y durante fin de año y todo este tiempo tuvimos muchos problemas con la puesta en marcha, y como se cambiaron los límites hay disputas propiamente con los contenedores, se corren los contenedores de las cuadras, algunos que había en Boedo no están, pasan contenedores a otras cuadras que están las direcciones de los contenedores que pertenecen a otras veredas y aparte todavía no está el sistema de recolección funcionando eficientemente… no está funcionando bien.

Para fin de año tuvimos en nuestra comuna, en Boedo-Almagro, toneladas de basura en las calles durante 3, 4, hasta 6 días, hasta que se normalizó el servicio pero es un contrato que no está funcionando como corresponde. No sé si es culpa de las empresas que no cumplen, o culpa del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que no tomó los recaudos suficientes.

 

LC: No hay controles…

RS:  Sí, para controlar, y para ahí iba ese punto. El nuevo contrato especifica por ejemplo cuestiones de control que ya existían en el contrato anterior y ha puesto otras nuevas, por ejemplo, un observatorio que todavía no sabemos que observa, ni quienes observan, ni cómo observan. Había una reunión que se hacía mensualmente, una reunión de higiene urbana donde participaban los comuneros, la empresa que correspondía a cada comuna, funcionarios de la dirección de higiene urbana, podían participar vecinos, de hecho nosotros llevábamos constantemente inquietudes y petitorios de vecinos y también han ido vecinos a participar de la discusión, es una reunión donde uno se informaba de zonas críticas, de problemáticas, se elaboraban proyectos para resolver, y medio que, no en el cien por ciento de los casos pero en la mayoría hemos encontrado soluciones, y ahora ni siquiera tenemos espacio donde plantear la disyuntiva de la problemática ya que se suspendieron las reuniones, se ve que molestaban, y después el otro tema es que si se hace otro contrato nuevo, sale más caro, ustedes saben que de la recolección de basura solo se trata de un contrato por alrededor de cuatro mil millones de pesos por año. Entonces sale más caro, se hace un contrato nuevo, se dice que va a ser más eficiente… y en pocos meses del inicio funciona peor que antes. Tampoco es verdad que se esté avanzando fuertemente en el tratamiento de los desechos, lo que es la recolección de residuos en origen. En realidad es más voluntad de las personas que lo quieren hacer que una política del Gobierno de la Ciudad. Hay que ocuparse de que pasen los recolectores, de informar bien a la gente, organizar a los separadores urbanos, que eso se lleve a un centro verde, que en ese centro se clasifique. Eso ayuda a reciclar una gran parte de esos desechos. Eso no se está haciendo, o por lo menos no se está haciendo bien. La gente no tiene idea que hacer con la basura, como sacar las bolsas, en fin…

La única política que hace el Gobierno de la Ciudad pasa por poner un contenedor en una plaza o una calle y con esto hacer publicidad, un poco de marketing. Esto no es una política de tratamiento de los residuos. Es simplemente marketing y propaganda política.

 

LC: con respecto al tema de la poda, ¿Qué tenés para decirnos?

RS: el tema de la poda es aún más simple. En la comuna 5 hay unos 24 mil árboles. Esto podemos decirlo por un relevamiento que hicimos, en el cual también descubrimos que por ejemplo solo en Almagro hay mil espacios más para poner árboles, árboles que se han caído, que se han sacado y que no se hace nada. En toda la comuna faltan alrededor de unos 1800 árboles. Sumado esto a lo que ya está, hablamos de alrededor de 26 mil árboles.

En cuanto a esto el contrato de poda dice que se podan entre 1500 y 1800 árboles, con lo cual estamos diciendo que no llegamos a podar ni siquiera el 10% del total que tenemos, o sea que necesitamos 12 años para podar los árboles de la comuna. Por otra parte la raíz del árbol también forma parte de la poda, o sea que hay una poda aérea y una poda de las raíces. Esta última es más complicada, lleva un trabajo más sofisticado que para hacerse se aplican otro tipo de productos, obviamente más costosos.

O sea que hablamos de que se hace mal el trabajo, que en nuestra comuna no se hace poda de raíces, lo que le genera trastornos al vecino no solo porque se levantan las veredas, sino que a veces también entra en las casas o dañan las instalaciones de las empresas de servicios públicos. Y también es erróneo lo que a veces se dice, de que porque los árboles son viejos las raíces son incontrolables. Y la solución que se brinda es sacarlos. Hay que darse cuenta que para recuperar un árbol de ese tipo se necesitan 30 o 40 años y que es posible manejar el tema con la poda, haciendo bien el trabajo. Incluso hay una ley bastante conocida que protege a los árboles, nadie puede sin autorización sacar un árbol. No se puede no solo sacarlo, sino que tampoco el vecino está autorizado a podarlo. Es una infracción y es una obligación del gobierno de la ciudad que cobra impuestos por eso…

 

LC: Me enteré hace unas semanas atrás que hay una asociación de vecinos llamada “Amigos del Árbol”. Esta gente afirma que el Gobierno de la Ciudad no solo no tiene una política respecto a este tema, sino que la gente que se encarga de la poda no está capacitada para hacer estas tareas, o sea que el trabajo no solo se hace a medias sino que lo poco que se hace se hace mal…

RS: Si, mirá… en la Comuna, al tema de la poda lo hemos seguido bastante. De los 280 reclamos que hicimos al Gobierno de la Ciudad, un 20% están referidos a la problemática de la poda. Tratamos de asesorar a los vecinos, muchas veces al ir al lugar del reclamo nos damos cuenta de que no es necesaria la poda, otras le explicamos que ya hay un plan de poda para esa calle y que tienen que esperar el momento justo, que es en general de mayo a septiembre. Incluso tenemos una denuncia hecha que conoce la Asociación Amigos del Árbol con respecto a que no se respetan los tiempos de poda, o sea que se poda en meses en donde no corresponde. Hemos visto casos de poda en noviembre o diciembre, lo cual está muy mal. A lo sumo se puede hacer un tratamiento específico en algún árbol en especial, pero te repito, la poda de la mayoría de las especies se hace entre mediados de abril y mediados de septiembre.

 

LC: Todo un desastre…

RS: Hasta se dan casos de denuncias que hemos hecho por árboles caídos  o, peor aún, que están para caerse y la gente del Gobierno de la Ciudad que se encarga del tema tarda horas en responder a estos pedidos. Por ejemplo, unos días atrás hicimos una denuncia de un tronco de árbol de unos 2 metros y medio de largo, por unos 20 o 30 centímetros de diámetro que estaba caído encima del cableado de una empresa privada de cable, con el peligro que esto conlleva, y tardaron horas para venir a pesar de los reiterados reclamos que habíamos hecho. Incluso cuando llegaron era muy fácil darse cuenta que no cuentaban con los materiales adecuados: no tienen el transporte correcto, ni las herramientas necesarias para hacer su tarea. Hasta te digo que en el caso de los árboles muy altos, que se necesita un transporte con escalera del tipo de los que arreglan las luminarias, sabemos fehacientemente que este tipo de vehículo no existe en todas las comunas, por lo que lugares como por ejemplo avenida Medrano, desde Córdoba hasta la altura de Plaza Almagro, donde hay árboles añosos y de mucha altura, pasan años para poder podarlos, tarea que como todos sabemos debe hacerse todos los años. Esto sucede simplemente por la falta de este tipo de equipamiento del cual te hablo… en fin, además, el tema de la poda desnuda otros problemas que tiene la ciudad…

 

LC: ¿Como cuáles?

RS: Mirá, al árbol hay que podarlo y a su vez éste forma parte del espacio público. Entonces, pongamos de ejemplo que tenemos que hacer una poda, en una calle o una avenida, ¿Y qué necesitas para poder hacer la poda? Que no haya coches. Entonces no solo necesitas a la gente que va a hacer la poda sino que también hay que organizar que la cuadra o las cuadras estén libres de autos estacionados, hay que cortar la calle. Esto genera dos problemas: la protesta de los vecinos que viven en la cuadra y no pueden estacionar sus autos, y la de los automovilistas que no pueden circular por la calle. ¿Cuál es la respuesta de Macri? Que hay muchos coches. Y entonces… ¿Qué hacemos? ¿Dejamos de vender autos? ¿O decidimos quién puede tener auto y quién no? Es ridículo… lo que hay que hacer es ordenar no solo el tránsito con alternativas que contemplen estos casos, sino que también hay que ordenar la construcción de nuevos edificios que implican más tránsito y más problemas en general.

 

LC: ¿Qué tipo de problemas?

RS: Mirá, el otro día estuve en un plenario de La Cámpora en donde se trató el tema de las nuevas construcciones, y de allí surgió una propuesta muy interesante: ¿Por qué no estudiar algún tipo de regulación para que los edificios que se construyan no sean solo mono ambientes? ¿Por qué digo esto? Porque los mono ambientes generan nuevos problemas, ya que son más unidades, muchas que son para servicios, o sea empresas, lo cual produce mayor tránsito, mayor necesidad de servicios públicos, o como sucede en la mayoría de los casos, un empeoramiento de los servicios existentes, ya que por ejemplo un edificio de 30 departamentos no tiene 30 cocheras, tiene menos, lo que implica que más de la mitad de los autos van a parar a la calle ya que está demostrado que la capacidad de estacionamiento privado no puede absorber a la cantidad de autos que hay en la ciudad. A esto hay que sumarle el costo de este servicio, al que no todos pueden acceder. Para peor a Macri se le ocurrió cobrar estacionamiento en las calles… en la comuna 5 se va a cobrar la mayoría de las calles… en fin, una ciudad proyectada para unos pocos.

Pero volviendo al tema de los árboles, es importante informarle a la gente que por ejemplo hay un estudio que indica que una cuadra que tiene la cantidad y la calidad de árboles que marcan los estudios ambientales tiene 3 o 4 grados menos de temperatura en el verano que una cuadra que no dispone de ellos.

 

LC: Es muy importante esto que decís, porque mucha gente no lo sabe, como tampoco sabe que los árboles son atenuadores de la contaminación sonora.

RS: Exacto. Y como esto mucha información de la que carece la gente y que debería tener. Habría que informarles sobre el tema de salud pública, ya que hay árboles que por ejemplo producen alergia en algunas personas, o también informarle a los vecinos qué tipo de árboles se pueden plantar, aunque en realidad no deberían plantar ninguno ya que esto lo debería hacer el municipio. Hay muchos casos en que la gente planta ficus sin saber que esta especie está prohibida para ser plantada en la vía pública, ya que tiene raíces muy grandes que afectan a las veredas, a las cañerías y a las viviendas. Y no es algo muy difícil de hacer, ya que solo hay que informar que hay 10 espe-cies recomendadas para ser plantadas. Si la gente supiera esto sabría cuál especie puede plantar y cuál no. Y ni siquiera estamos hablando del paisaje de la ciudad, ya que podés ver que en ciertas calles hay una armonía en las especies que no es casual. Es parte de una planificación que se hacía muchos años atrás y que lamentablemente hoy ya está perdida. Vos ves Hipólito Yrigoyen o Pedro Goyena, y te das cuenta lo que te estoy diciendo.

 

LC: Vos sabes que un amigo mío, Andrea Prodan, el hermano de Luca Prodan me contaba que en donde él vive, la zona de Traslasierra, en Córdoba, por una cuestión meramente estética y relacionada con el tema del turismo se están plantando pinos. Y esto va en contra de cualquier política ambiental, ya que es una especie que por cuestiones climáticas y de otra índole no es compatible con las especies que debería tener la zona. Y me decía que esto generaba un gran daño ambiental y además eran árboles que no crecían como debían y eran fácil presa de las llamas en tiempos de sequía…

RS: Si, si, si… esto es un problema de todas las grandes ciudades de Latinoamérica. No se respeta el equilibrio que tiene que existir entre condiciones dignas de vida e impacto ambiental. Por ejemplo en Buenos Aires la aceleración de la construcción trae aparejados, como dijimos, todo tipo de problemas, entre ellos (y uno de los más graves) el de vivienda. Aunque sea paradójico cuanto más se está construyendo más problemas de vivienda existen. Hay 500 000 personas con problemas de vivienda en la ciudad de Buenos Aires, y hoy uno de los temas que más se discute es cómo lograr que mucha de esta gente tenga acceso al crédito hipotecario. Se calcula que un 34% de los habitantes alquiló durante toda su vida, y hablamos en muchos casos de sectores medios. Ni hablar de la problemática de la gente de menores recursos.

Y esto nos lleva a los ejes centrales de lo que debería ser una política de gobierno en cualquier metrópolis importante: transporte, tratamiento de residuos, vivienda y espacio público.

 

LC: El tema del transporte es todo un problema…

RS: Exacto. Hablar de transporte es hablar de calidad de vida. Un buen transporte significa más horas vividas para la gente, con tiempo para desarrollar el ocio, la cultura, la recreación… y eso se traduce en mejor salud. Y a su vez la ciudad ahorra recursos que hoy se vuelcan a la salud sin haber necesidad. Es toda una cadena…

 

LC: Raúl, aparte de comunero vos sos la cabeza de Comunarte. Para que sepan los lectores, Comunarte es un espacio social y cultural que está en Castro Barros entre Belgrano e Hipólito Yrigoyen, en donde se realizan múltiples actividades. Contanos un poco de esto, desde hace cuánto están, qué actividades se desarrollan…

RS: Bien. Estamos desde hace 10 años y desarrollamos muchas actividades abiertas a toda la comuna. Hay talleres de apoyo, talleres culturales… todo esto arrancó ahora en Marzo y está abierto para todos los que quieran informarse y participar. Además, sábado por medio organizamos compras comunitarias para hacer que muchos productos sean más accesibles para los vecinos, comprando en el mercado central y aportando a la política del Gobierno Nacional en cuanto al control de precios. También somos sede comunal del INADI, en ese sentido vamos a empezar unos cursos gratuitos para cualquier vecino que quiera informarse, vamos  a pintar 3 murales alusivos, uno en  un club del barrio de Boedo sobre Integración Latinoamericana, pedimos autorización para hacer otro en la plaza Salguero sobre violencia de género en fin… También estamos gestionando ayuda nacional para 3 clubes del barrio y también estamos trabajando en el programa de infraestructura escolar para ver si en algunas escuelas de la comuna podemos aplicar el programa. Otra actividad que estamos llevando a cabo los días viernes, son los asesoramientos jurídicos y psicológicos, y una vez por semana también organizamos charlas con vecinos sobre todas estas problemáticas de las que hablamos hoy. Son charlas muy productivas ya que de ahí surgen ideas de los mismos vecinos, ideas que después traducimos en reclamos y proyectos, algo que enriquece enormemente la participación popular, que el vecino se sienta parte del sistema. También lo informamos sobre las políticas del gobierno nacional y en muchos casos las derivamos al CENOAC, que es el Centro Nacional de Orientación al Ciudadano, una dependencia que pocos conocen y que queda en Díaz Vélez y Virasoro, en donde hay dependencias de los ministerios… de Trabajo, de Seguridad, de Planificación, y de organismos como el ANSES, el CEDRONAR, el Centro de Acceso a la Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en fin, la idea es facilitar muchos trámites que la gente desconoce que puede hacer desde su barrio sin necesidad de ir al centro.

 

LC: Eso es muy importante, que se descentralice la gestión de los trámites…

RS: Si, si… que se descentralicen no solo los servicios sino también las políticas, y con esto se le da valor a las comunas, lo que beneficia enormemente a los vecinos.

 

LC: Te agradecemos la nota yodo esto que hablamos, se resume en una sola palabra: política. Me gustaría que para la próxima hablemos un poquito sobre eso.

RS: No, gracias a ustedes. Y no hay problema, el mes que viene si querés hablamos de política. 

para REVISTA URBANAVE

LUIS CRUZ

REPORTAJE

Raúl Sánchez, comunero por la Comuna 5 del Frente para la Victoria.

 

"Se gastan 4000 millones de pesos en la recolección y tratamiento de la basura y funciona peor que antes".

CICLO DE CINE EN

COMUNARTE BOEDO

Av. San Juan 4052 - CABA

Contacto
 

Avenida Belgrano 3793.

1206, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Tel. 113 856 1145

 

revistaurbanave@gmail.com

Nuestros Auspiciantes

VISITANTES

  • Facebook
  • Twitter
  • instagram
  • YouTube

Nuestros artículos son de producción propia, cualquiera puede reproducir citando la fuente. Las opiniones expresadas en los artículos firmados que no pertenezcan a nuestra producción propia son responsabilidad de sus autores, y no necesariamente del editor. Revista Urbanave no es responsable del contenido de los avisos publicitarios.

© 2023 by Carlos Cruz para Revista Urbanave. Proudly created with Wix.com